Hola!

Me llamo Carlos y aunque las malas lenguas dicen que soy un cuarentón, en realidad sólo tengo treinta y once años… 🙂

¿Qué deseo he pedido este año al soplar las velas?

Muy sencillo… ser feliz.

El problema es saber cómo ser feliz… venimos a este mundo sin manual de instrucciones. Sin saber como funcionamos ni como conseguir lo que queremos. A veces simples detalles o conseguir pequeñas metas nos hacen tremendamente felices y, sin embargo, otras metas en teoría más grandes a penas nos causan satisfacción o desaparece muy pronto.

Mi cumpleaños es a final de diciembre, así que ya tengo claro mi propósito para 2017:

Este año voy a aprender a ser feliz.

¿Me acompañas en este camino?


Suscríbete y te mandaré un email con las novedades de la semana.